Última hora

Última hora

"El cine es una forma de comunicación", Cristian Mungiu

Leyendo ahora:

"El cine es una forma de comunicación", Cristian Mungiu

Tamaño de texto Aa Aa

Para sorpresa general, el año pasado, fue la película de Cristan Mungiu la ganadora de la Palma de Oro del Festival de Cannes. Su segunda película de pequeño presupuesto, enteramente rumana, fue rodada en exteriores. Cuenta la historia de dos jovenes mujeres. Una de ellas está embarazada y desea abortar. Cristian Mungiu, Patron of the Europe Day, regresa un año después al paseo de la Croisette para presidir la Sexta Jornada de Europa, bajo la dirección de Vivianne Reding, la comisaria europea de la sociedad de la informacion.

EuroNews : Usted ganó el año pasado la Palma de Oro. ¿Fue el comienzo de una larga historia para su película?

Cristian Mungiu : Debido en gran parte a la Palma de Oro, la película pudo ser ofrecida en muchos países. Pero es importante señalar que tuvo un gran impacto durante el Festival de Cannes el año pasado gracias a la prensa. Me ayudaron mucho a introducir el film en varios lugares. Descubrí así el respeto que hay en el mundo por la Palma de Oro, es increíble. Parte de este respeto también fue hacia mi persona. El problema realmente se da con las películas que no tienen la suerte de beneficiarse de un gran premio. Para estos films es necesario proporcionar un respaldo para permitir su distribución, porque existe una audiencia para las películas europeas. Los films modestos tienen su audiencia, aunque no sea precisamente grande. No existe un público “multiplex”. Por esa razón tenemos que ayudar a la gente que los apoya para que puedan tener una distribución local. Así se podrá popularizar la diversidad cultural de la que estamos hablando.

EuroNews : ¿Qué piensa usted de la diversidad de las películas europeas? ¿Ve usted algún tipo de formato standard, o hay más bien una suma de cinematografías nacionales?

Cristian Mungiu : No se puede hablar de un estándar uniforme. No hay que plantear el arte en términos de estándard. La única cosa que puede definir al cine europeo es que no es americano, no es el cine corriente habitual. Pero aparte de esto hay tantas diferencias no sólo entre los países, sino entre los directores de cine de un mismo territorio. Así que lo común a este cine europeo es su diversidad y el hecho de que ofrece una alternativa. No tenemos que luchar contra el cine comercial corriente. Este cine va a existir siempre, pero hay gente que quiere un cine alternativo. De esa modalidad procedemos nosotros.

EuroNews : Los medios especialmente el año pasado hablaron sobre una nueva generación de jóvenes cineastas de Europa Centra y Oriental. ¿Qué hay de real detrás de esto?

Cristian Mungiu : Lo que ha pasado es bastante curioso. Las películas más interesantes hoy en día han sido realizadas por cineastas que han hecho uno o dos films. Están aún repletos de ideas frescas y tienen algunas historias personales que contar. El sistema que hay en Europa del Este permite ahora financiar esos primeros pasos de muchos cineastas. Por esa razón están surgiendo muchas películas nuevas y directores que tienen menos de 40 años.

EuroNews : ¿Es más difícil encontrar dinero y producir una película o distribuirla?

Cristian Mungiu : Bueno, sinceramente no es complicado encontrar el presupuesto para tu película, si quieres hacer una que cueste menos de un millón de euros. Es desde luego más fácil ponerte a trabajar si dispones de un presupuesto importante que te permita contratar a una gran estrella. Para las películas que estan entre los grandes y los pequeños presupuestos resulta más complicado. Hoy es más difícil producir una película europea en un país extranjero, que producirla en un sistema de coproducción.

EuroNews : Cuáles son los principales desafíos para los directores europeos, para que las películas sean más atractivas y puedan venderse fuera?

Cristian Mungiu : La cosa más importante que los autores europeos tienen que recordar y tener presente es que han de trabajar para un público, tienen que llegar a un público. No podemos estar centrados en nosotros mismos como creadores, diciendo que somos artistas. Terminaríamos haciendo películas para nosotros mismos. También necesitamos educar a la gente en todo el mundo para que vea y entienda estas películas, porque a veces hay películas que no son fáciles de ver. No son precisamiente de entretenimiento. El cine europeo es el cine en el que se ve y se escucha una historia sobre los problemas humanos de alguien, y por lo tanto esa historia ayuda a la gente a resolver sus problemas. Pero no es un cine fácil de comprender.

EuroNews : ¿Usted cree que el cine tiene aún una influencia política hoy en día?

Cristian Mungiu : Tal vez sí tenga una suerte de influencia. Lo importante es saber que es una forma de comunicación que permite a gentes muy diversas el saber que se pueden entender.

EuroNews : En algunos países de Europa cada vez hay menos salas de cine. ¿Cuál es la situación en Rumanía?

Crisitian Mungiu : Realmente la situación no es buena. Por esa razón decidí el año pasado después de Cannes que estaba en una posición preferente para hablar del asunto. Después del Festival de Cina, estrené mi película en Rumanía como una manera de luchar contra el hecho de que cada vez hay menos salas de cine. Tenemos apenas 50 en un país de 20 millones de habitantes, así que para mi es realmente imposible alcanzar a un público amplio en salas normales. Por esa razón hice algo más bien romántico. Organice una caravana como esas que había hace 100 años o 50 años, una caravana que hizo una tournee por toda Rumanía durante 30 días para exhibir la película mediante un proyector portátil. En muchas ciudades no quedan salas, así que el resultado fue increíble. La película hizo su gira por Rumanía antes de hacerlo por todo el planeta. Fue una experiencia única para Cristian Mungiu que guarda así uno de sus mejores recuerdos ligados a su película.

Cristian Mungiu :… las salas estaban repletas de gente que acudió a ver la película como una gran novedad. Durante 25 años no habían ido al cine, además en pantalla grande, con buen sonido.