Última hora

Última hora

Optimismo prudente ante la apertura de Myanmar a la ayuda humanitaria

Leyendo ahora:

Optimismo prudente ante la apertura de Myanmar a la ayuda humanitaria

Tamaño de texto Aa Aa

Las organizaciones humanitarias han acogido con prudente optimismo, el anuncio de que la junta militar birmana permitirá la entrada de todos los cooperantes extranjeros, para asistir a las víctimas del ciclón. El mortífero Nargis ha dejado sin nada a cerca de 2 millones y medio de personas.

Rangún rechaza, de momento, la oferta de que barcos militares franceses y estadounidenses distribuyan ayuda humanitaria. El secretario general de Naciones Unidas Ban Ki Moon ha arrancado a Rangún el histórico acuerdo de apertura a los cooperantes.

“Examinaremos de cerca su puesta en práctica”, explicaba, “en estrecha coordinación con los miembros de la asociación de naciones del sureste asiático. Pero creo que la Junta mantendrá sus compromisos”.

Se desconocen detalles de estos compromisos como cuándo se concederán los visados para entrar en el país asiático y con qué grado de libertad contarán los cooperantes.

Desafiando el férreo contro de las autoridades, monjes budistas emprenden viajes clandestinos como éste por el arrasado delta del Irrawadi, para distribuir ropa y víveres entre los desesperados supervivientes de la peor catástrofe natural desde hace décadas.