Última hora

Última hora

Primera y peculiar sesión del juicio a los presuntos autores del 11-S

Leyendo ahora:

Primera y peculiar sesión del juicio a los presuntos autores del 11-S

Tamaño de texto Aa Aa

La primera audiencia del juicio castrense a los cinco acusados de participar en los atentados del 11 de septiembre de 2001 se convirtió ayer en un diálogo de sordos entre un juez empeñado en desarrollar la sesión con normalidad y los acusados, que rechazan la legitimidad del tribunal militar de Guantánamo, que en algunos casos han llegado a pedir la pena de muerte para sí mismos, y que podrían no asistir a las próximas vistas del juicio.

El fiscal jefe Lawrence Morris, que ha pedido la pena capital para los cinco, defendía que el proceso de las Comisiones Militares es normal, justo y legal. “Es muy similar a otros juicios que se celebran en Estados Unidos”.

Los acusados denuncian que todas las confesiones han sido obtenidas bajo tortura y que no han tenido tiempo para preparar su defensa, a pesar de que llevan cinco años detenidos.

La comandante de la marina Suzanne Lachelier, una de las abogadas defensoras, pinta un negro panorama: “Si los estadounidenses vieran los que pasa, si entendieran las consecuencias que esto tendrá para la Constitución para nuestra constitución, creo que se avergonzarían. Yo llevo con orgullo el uniforme. Estoy orgullosa de ser de la marina, pero no creo que estos procesos hagan estar orgulloso a ningún miembro del servicio”.

Las ‘comisiones militares’, los juicios creados para frenar las críticas a las detenciones de prisioneros sin cargos en Guantánamo, son el último eslabón de la polémica ‘Guerra contra el Terrorismo’ lanzada por Washington como respuesta a los atentados del 11-S.