Última hora

Última hora

La ampliación de la discordia

Leyendo ahora:

La ampliación de la discordia

Tamaño de texto Aa Aa

Sólo es una parte de la ley antiterrorista elaborada por el Gobierno británico, pero el párrafo relativo al tiempo de detención sin cargos se ha atragantado desde el principio porque ningún país del mundo tiene un plazo tan amplio. En Estados Unidos es de dos días, 12 en Australia. Pasar de 28 a 42 días está lejos de convencer a todo el mundo, incluído en el cuerpo policial: “Es un error pensar que la policía tiene un punto de vista unánime sobre eso -afirma Robin Beckley-Conozco a muchos jefes de policía que no ven la necesidad de ampliar a 42 días”

Actualmente, un sospechoso en un caso de terrorismo puede estar detenido hasta 28 días. El gobierno quiere prolongarlos hasta 42 pero con algunas concesiones: tendrá que quedar demostrado el carácter grave y excepcional de la amenaza que representa el detenido y se necesitará el acuerdo del Parlamento.

Además, si al final no se presentan cargos, el detenido será indemnizado con tres mil libras esterlinas por día de detención a partir de los 28.

Los atentados de julio de 2005 en Londres, en los que murieron 56 personas y más de 700 resultaron heridas, conmocionaron a la opinión pública británica, que de golpe, comprendía que el país era un objetivo prioritario para los terroristas.

Sólo cuatro meses después, Tony Blair presentaba su ley antiterrorista con los mismos argumentos que se siguen esgrimiendo ahora. Blair preconizaba entonces una detención sin cargos de 90 días para que los investigadores tuviesen tiempo de reunir pruebas en los casos más complejos. Fue su primera derrota en la Cámara de los Comunes.

La arriesgada apuesta de Brown tiene mucho de cálculo político. El 52% de los británicos creen que la tozudez del primer ministro responde a su deseo de presentar su Gobierno como uno de los más duros en la lucha contra el terrorismo.