Última hora

Última hora

Bruselas pendiente de Irlanda

Leyendo ahora:

Bruselas pendiente de Irlanda

Tamaño de texto Aa Aa

Bruselas contiene la respiración: Irlanda decide hoy en las urnas si acepta, o no, el Tratado de Lisboa. Obligado por su Carta Magna, la isla es el único país que se pronuncia a través de una consulta popular. La mayoría de los Veintisiete han ratificado esta versión simplificada de la fallida constitución europea por la vía rápida, o parlamentaria. Como Grecia ayer mismo.

El presidente del parlamento Europeo, Hans-Gert Pottering, confía en un resultado positivo. “En los últimos días el sí ha avanzado un poco. Espero que el viernes, cuando terminemos de contar los votos, podamos decir que finalmente ha ganado el sí” afirmó. En pocas horas se resolverá una cuestión que mantiene en vilo a las instituciones comunitarias, temerosas de no poder acabar con la parálisis europea desde la negativa de Francia y Holanda de 2005.

Los detractores del mini-tratado estiman que aceptarlo sería tragar con un manera de gobernar opaca e irresponsable; “a la francesa”, aseguran. Sus defensores evocan el milagro económico del “tigre celta”, hecho realidad, dicen, gracias a la adhesión de Irlanda en 1973 a la Comunidad Económica Europea. La punta de lanza del no, el Sin Fein, recordaba ayer mismo que el país puede obtener un mejor acuerdo de Bruselas.