Última hora

Última hora

Canadá, el mea culpa.

Leyendo ahora:

Canadá, el mea culpa.

Tamaño de texto Aa Aa

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, ha pedido disculpas oficiales en el Parlamento por más de un siglo de abusos en los “pensionados autóctonos”, donde los nativos fueron internados a la fuerza durante decenas de años y separados de su cultura. “En nombre del gobierno de Canadá y de todos los canadienses, me presento frente a ustedes para pedir disculpas a los autóctonos por haberles fallado de esta manera”.

El gesto, similar al que hizo recientemente Australia con los aborígenes, ha dejado indiferente a pocos. “Está bien pero llega tarde, han tenido que esperar demasiado tiempo”. “Sólo me habría gustado que mi familia hubiera podido estar aquí para escuchar el anuncio”. “Me ha defraudado el Primer ministro, especialmente cuando ha dicho que murieron algunas personas, algunos niños. Murieron miles de ellos”.

Desde finales del siglo XIX hasta la década de 1970, alrededor de 150.000 niños nativos, inuit y mestizos, pasaron por los internados, a cargo de instituciones cristianas bajo la autoridad del gobierno federal, en un esfuerzo por integrarlos a la sociedad, por la fuerza y con incontables abusos.