Última hora

Última hora

Los ecos del "no" resuenan en las calles de Dublín.

Leyendo ahora:

Los ecos del "no" resuenan en las calles de Dublín.

Tamaño de texto Aa Aa

En la capital irlandesa el buen o el mal sabor de boca se mezclaba con la exceptación.

Las opiniones entre los que apoyan el Tratado de Lisboa y los que se oponen dividen a la población.

“Creo que el “no” era la mejor decisión para Irlanda, no creo que un “sí” nos hubiese beneficiado como dicen todos, opina esta irlandesa.
Otros, en cambio, están decepcionados. Como esta mujer, quien cree que “son el temor y la desinformación los que se han hecho oir”. Para ella, “hasta el final han faltado la claridad, y la información”. “Me parece que la gente votó “no” porque no lo tenían claro”, comentó.

“Voté “no”, pero ahora me siento un poco incómodo por los grupos que defendían el “no”, yo no apoyo al Sinn Fein, reconoce otro irlandés.

La victoria del “no”, con el 53 por ciento de los votos, ha confirmado lo que muchos se esperaban.
“No me sorprende, aunque reconozco que es la primera vez en mi vida que no he votado, porque no fui capaz de aclararme”, explica.

Para los analistas, el resultado ha puesto de manifiesto la desilusión de las clases trabajadoras con la clase política, en general, y con Bruselas, en particular.