Última hora

Última hora

El "no" irlandés reaviva los fantasmas de la crisis institucional de la Unión Europea.

Leyendo ahora:

El "no" irlandés reaviva los fantasmas de la crisis institucional de la Unión Europea.

Tamaño de texto Aa Aa

Esta fiesta del “no”, vencedor en el referéndum de Irlanda, empaña la satisfacción de los 27 líderes europeos cuando el pasado 13 de diciembre firmaban el Tratado de Lisboa, en la capital portuguesa.

Otro día 13, exactamente seis meses después, la suerte se ha vuelto del lado de los euroescépticos.

Ironías del destino, tendrá que ser el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ayer reunido con George Bush, el encargado de buscar una salida a esta segunda crisis, a partir de julio durante la presidencia francesa de la UE.

El secretario de Estado francés para los Asuntos Europeos, Jean-Pierre Jouyet, reconocía cuánto le ha afectado el no irlandés, un resultado que “respeta” aunque “lamenta”.

Más práctico se ha mostrado el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, quien ya piensa en la forma de superar este contratiempo.

“Los 27 jefes de Estado y de Gobierno se encontrarán la próxima semana para discutir lo que hay que hacer. Creo que el Tratado está vivo… y ahora debemos intentar encontrar una solución”, dijo.

A pesar de su empeño en el “sí”, el primer ministro irlandés, Brian Cowen ha reconocido el fracaso de su gobierno. Aún así, ha querido dejar una nota a sus socios europeos: “Irlanda no tiene ningún deseo en parar el progres ode la Unión, que ha sido la mayor fuerza, paz y prosperidad en la historia de Europa”.

Aunque 18 países ya han ratificado el Tratado de Lisboa, esta victoria del “no” en Irlanda podrá tener consecuencias negativas en los 9 que faltan por ratificar.