Última hora

Última hora

Abbas, gran perdedor de la tregua entre Hamas e Israel

Leyendo ahora:

Abbas, gran perdedor de la tregua entre Hamas e Israel

Tamaño de texto Aa Aa

El alto el fuego entre Hamas e Israel entrará en vigor mañana y si las cosas no se tuercen, durará seis meses.

Tras un año de impasse entre las partes, Hamas se negaba a reconocer a Israel, e Israel se negaba a negociar con los terroristas, Egipto ha conseguido arrancar un acuerdo que en las calles de Gaza deja perpleja a la población: “Han judaizado Jerusalén, dice este residente en la franja han invadido Cisjordania y devastado Gaza y aun por encima, ¿quieren que hagamos concesiones para reabrir los puestos fronterizos? que los dejen cerrados, no los necesitamos.

“El pueblo palestino añade otro lugareó quiere paz, pero como Israel ha hecho siempre en sus anteriores acuerdos con la Autoridad Palestina cogen lo que quieren y nos dejan las sobras”

El escepticismo también es palpable en la ciudad israelí de Sderot, blanco cotidiano de los cohetes Qasam de Hamas. “Por si alguien no se acuerda, recuerda esta residente en Sderot todos los días nos cae una lluvia de cohetes Kassam. Si de verdad quieren un alto el fuego, deberían dejar de lanzarlos” “Creo que el alto el fuego es una decepción, una decepción reconocida por muchos oficiales del Ejército y altos responsables”

También parte de la opinión pública israelí habla de decepción, sobre todo porque, en un primer momento, Israel ha renunciado a hacer de la liberación del joven soldado Gilad Shalit una condición indispensable para la tregua.

Tel Aviv sí ha exigido en cambio el cese total e inmediato del lanzamiento de cohetes Qasam y el final del contrabando de armas hacia Gaza, como explica Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí: “Deseamos sinceramente que a partir de mañana nuestra población civil en el sur no sea víctima de los cohetes que lanzan los terroristas desde la franja de Gaza. Si es así, abriremos un nuevo periodo de paz y tranquilidad”

En el campo palestino, las exigencias se centran en el levantamiento del bloqueo económico y la reapertura gradual de los cruces fronterizos, entre ellos el paso de Rafah, única vía por la que los palestinos de Gaza viajan al exterior.

El primer ministro de facto de Gaza, Ismail Haniyeh no esconde su optimismo: “Las exigencias palestinas eran muy claras: el levantamiento del bloqueo económico, la reapertura de los cruces fronterizos y el final de las agresiones, y creemos que esas condiciones se han cumplido. Creemos que los acuerdos alcanzados perdurarán y que los palestinos verán los frutos de su resistencia”

En un año, Hamas ha roto el bloqueo que ha devastado su economía. Para muchos analistas, el gran perdedor de esta apertura será el presidente Mahmud Abbas que no ha conseguido avances en sus negociaciones con Israel.

Consciente del nuevo giro que están tomando las cosas, ayer, por primera vez en un año, un enviado de Ramala viajó a Gaza.