Última hora

Última hora

Nada, ni propuestas, ni solución, ni acuerdo

Leyendo ahora:

Nada, ni propuestas, ni solución, ni acuerdo

Tamaño de texto Aa Aa

El “no” irlandés al Tratado de Lisboa, pesa como una losa para los líderes europeos, reunidos en Bruselas. La primera jornada de la cumbre acabó casi como empezó. Tiempo, tiempo y más tiempo para decidir qué hacer.

¿Seguir adelante o esperar a que el Gobierno de Dublín analice las razones del “no”? Una patata caliente que queda para la presidencia francesa.

“El asunto irlandés no hace las cosas más fáciles, en absoluto, porque está ahí, y yo intento buscar un argumento de peso para convencer a nuestros socios, actuar, y al mismo tiempo acotar todo el problema institucional a la cuestión irlandesa”, precisó el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Más cosas: más crisis, petróleo y alimentos. El Consejo trabaja en una serie de medidas. Como aumentar las tasas sobre los beneficios de las petroleras o reducir los impuestos indirectos.

“Los ciudadanos esperan respuestas ante el alza del precio de la comida y de los carburantes. Hay que atender sus preocupaciones e inquietudes. Y no puede resolverse sobre con medidas nacionales, Europa está preparada para se parte de la solución pero no puede hacerlo en solitario”, apuntó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Los líderes europeos terminaron la primera jornada de trabajo con retraso. A falta de pan buenas son tortas, y bien, los periodistas aprovecharon para ver el fútbol.

Las conclusiones de la cumbre tendrán que esperar.