Última hora

Última hora

El futuro de la UE a debate en la ciudad francesa de Lyon

Leyendo ahora:

El futuro de la UE a debate en la ciudad francesa de Lyon

Tamaño de texto Aa Aa

El rechazo de los irlandeses al Tratado de Lisboa protagonizó la segunda edición de los Estados Generales de Europa que se celebraron este fin de semana en la ciudad francesa de Lyon. Desde el pasado 12 de junio los defensores del “no” al Tratado se movilizan para que el resultado de la consulta popular sea respetado.

“Escuchadnos, escuchad al pueblo francés que ya dijo una vez no a la Constitución. Escuchad a los irlandeses, escuchad la opinión de la gente y a los holandeses también. Escuchad al pueblo porque es él el que sufre”, asegura un militante euroescéptico.

Primero fue Lille en 2007. Este año ha sido la ciudad de Lyon la que acoge el evento organizado por tres movimientos pro-europeos. Sesiones de debate, café literario…Los asistentes han discutido durante un día sobre cómo hacer frente a los nuevos desafíos de la Unión. Primer objetivo: buscar una solución al bloqueo en el proceso de ratificación provocado por el referéndum irlandés. “Sólo podremos hacer frente a estos nuevos desafíos si existe un nuevo impulso europeo, si existe una nueva militancia europea. Por ello, junto con Bernard Kouchner, creemos que Europa sigue siendo un combate”, explica Jean-Pierre Jouyet, Secretario de Estado francés para los
Asuntos Europeos.

Unas mil personas han participado en estos Esados Generales de Europa para hacerse una idea de su funcionamiento actual pero también para intercambiar ideas, sin pelos en la lengua, incluso entre los más pro europeos. “En algún momento dudé y pensé votar no, sobre todo cuando ví esa Constitución en donde se hablaba de un liberalismo salvaje”, dice uno de los asistentes. “Es una pena que se pronuncie tan poco la palabra social”, afirma otro. “Estoy contenta de que haya este debate, el único punto negativo es que aquí casi todos somos pro europeos”. dice una chica.

Sylvie Goulard preside el Movimiento Europeo, una de las asociaciones que organizan el evento. Goulard denuncia el simplismo de los defensores del “no” al Tratado que aseguran no entender nada del texto y rechaza esconderse tras la complejidad de la Unión. “Hay que atreverse a decir que se equivocan, que su discurso gana terreno porque es simplista. Cuando por ejemplo andas diciendo que un tratado quiere establecer mecanismos de defensa y que se trata de una “OTANIZACIÓN” de Europa, en menos de un minuto está pasando en la televisión. Pero si se intenta explicar que se trata de una manera de acercar posiciones entre países neutros, miembros de la Alianza Atlántica y otros que no lo son, esto ya es más largo. Quizás es menos claro pero debemos hacer frente a la complejidad de Europa”, asegura.

Durante esta jornada de debate muchos Jefes de Estado y de Gobierno han sido acusados de falta de transparencia y coraje político. “Existe una falta de voluntad política. Creo que hoy no existe todavía una generación que tenga una visión de la Europa de mañana”, explica Olivier Ferrand del movimiento Terra Nova. Muchas dudas, pocas soluciones pero una convicción común a todos los participantes, incluso a los más pequeños: algo debe cambiar para que la construcción europa siga adelante.