Última hora

Última hora

América Latina levanta la voz contra la "directiva de retorno" dela UE

Leyendo ahora:

América Latina levanta la voz contra la "directiva de retorno" dela UE

Tamaño de texto Aa Aa

La cumbre anual del Mercosur es la ocasión elegida por los países de América Latina para levantar la voz contra la nueva política migratoria de la Unión Europea.

Su anfitriona, la presidenta argentina y de turno del Mercosur, Cristina Fernández, acoge a seis jefes de Estado en la ciudad de Tucumán, a unos 1,200 kilómetros al norte de Buenos Aires.

El bloque sudamericano, fundado en 1991, está formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Venezuela se encuentra en proceso de adhesión. Los presidentes de Bolivia y Chile asisten a la cumbre en representación de los países asociados.

Nada más aterrizar en Tucumán, Hugo Chávez, fijaba los objetivos del bloque más allá de la simple integración económica.

“Tenemos que marchar unidos hacia la independencia, la independencia política. Hoy América del Sur es muchísimo más independiente políticamente que hace 10 años. Estamos caminando a paso firme hacia la independencia plena”, dijo.

Pero fue la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, la primera en hablar sobre la polémica con Europa.

“Vamos a levantar una voz común de latinoamericanos con respecto a las migraciones y la Unión Europea. Vamos también a trabajar muy bien sobre cómo generar más integración energética, social y económica para mejorar el bienestar de todos nuestros pueblos”, afirmó.

El pasado 18 de junio el Parlamento Europeo aprobó la llamada “directiva de retorno” que prevé, entre otras medidas, la detención hasta 18 meses de los inmigrantes ilegales así como la prohibición de que éstos vuelvan a entrar en territorio comunitario durante cinco años. Los países del Mercosur consideran que la directiva es discriminatoria y que viola los derechos humanos.

Esta fue la reacción de Hugo Chavez tras conocer la directiva:

“El petróleo venezolano no irá para los países que apliquen esta directiva del bochorno, lo adelanto, no irá petróleo venezolano”, advirtió.

Sólo el 15% de las remesas de los inmigrantes latinoamericanos procede de Europa. A pesar de ello, la decisión de la Unión Europea ha herido a muchos países de América Latina que durante siglos acogieron a millones de europeos que cruzaban el Atlántico en busca de una vida mejor.