Última hora

Última hora

La fiesta nacional de Bélgica, una tregua en medio de la crisis política

Leyendo ahora:

La fiesta nacional de Bélgica, una tregua en medio de la crisis política

Tamaño de texto Aa Aa

La fiesta nacional que celebra Bélgica el lunes adquiere un significado especial debido a la crisis política que vive el país desde hace un año.

Todo está preparado para el desfile civil y militar que tendrá lugar en el centro de Bruselas.

Flamencos y francófonos asistirán juntos a las celebraciones. Una unidad difícil de lograr en lo social y en lo político, como lo ha recordado el rey Alberto II en el tradicional mensaje televisado.

“Tenemos que inventar nuevas formas para vivir juntos en nuestro país”, afirmó.

El monarca recordó en varias ocasiones a su hermano mayor Balduino I al que calificó como un gran defensor de la unidad del país.

La frágil identidad común entre flamencos del Norte y valones del Sur ya estaba comprometida en la fiesta nacional del pasado año. El que entonces dio el do de pecho fue el actual primer ministro, el flamenco nacionalista Yves Leterme.

Interrogado por la televisión pública belga, Leterme confundió el himno nacional La Brabancone…. con la Marsellesa.

El primer ministro —de quien el monarca rechazó su dimisión el pasado jueves— afirmó en su momento que los belgas sólo tienen en común “el rey, el equipo de fútbol y algunas cervezas”.