Última hora

Última hora

Sarkozy logra la reforma constitucional

Leyendo ahora:

Sarkozy logra la reforma constitucional

Tamaño de texto Aa Aa

La reforma más importante de la Constitución francesa desde su proclamación en 1958 lleva el sello propio de Nicolas Sarkozy. Es el fruto de un reequilibrio entre dos fuerzas enfrentadas: el ejecutivo y el legislativo o más claro entre Sarkozy y el parlamento.

Ya en 2007 poco antes de elección, anticipó su proyecto. “Quiero que cuando el presidente gobierne deba rendir cuentas. Deseo que sea estudiada la posibilidad de que el presidente de la República puede expresarse almenos una vez al año ante el Parlamento para explicar su acción de gobierno y dar cuenta de sus resultados”

Un año después esta disposición aparece en la reforma como también estas otras: – El recurso al artículo 49.3 que permite al gobierno aprobar leyes sin pasar por el parlamento solo podrá usarse una vez por curso político. – La aplicación del artículo 16 que da plenos poderes al presidente podrá ser objeto de enmienda por el Consejo Constitucional sobrepasados los dos meses. – Por último el presidente de la República francesa solo podrá ser elegido para dos mandatos sucesivos; 10 años en total.

La reforma prevé reforzar las competencias del parlamento. En adelante el orden del día no será establecido por el gobierno sino por mayoría simple. El gobierno deberá informar al parlamento de las operaciones militares que realice y, de prolongarlas, deberá pedir autorización.

La oposición estará mejor tratada en el Parlamento francés: más tiempo de uso de la palabra y más presencia en las comisiones. El aceso igualitario de hombres y mujeres a responsabilidades profesionales y sociales será garantizado por ley.

Habrá más referendums en Francia. Las consultas populares serán obligatorias cada vez que se adhiera un nuevo estado a la Unión Europea.

Podrán convocarse referendums por iniciativa popular con el número de votos adecuado. Las lenguas regionales serán patrimonio nacional en Francia y la libertad independencia y pluralismo de los medios de comunicación estarán garantizados por la constitución.

Es el resultado de una reforma mil veces aplazada y discutida de la que el gran ausente es la elección de senadores que permanece inalterable y favorable a la derecha; principal motivo de rechazo de la reforma por la oposición.