Última hora

Última hora

Faltaban cinco minutos para las diez de la noche cuando estallaba la primera de las dos bombas

Leyendo ahora:

Faltaban cinco minutos para las diez de la noche cuando estallaba la primera de las dos bombas

Tamaño de texto Aa Aa

Al detonarse la segunda, el pánico se desató en el barrio obrero de Gungoren, situado en la zona europea de Estambul.

Durante la madrugada las autoridades turcas han inspeccionado la zona en busca de pistas para descubrir a los autores del atentado.

Esta mujer cuenta que oyeron una enorme explosión y se dirigieron hacia allí. Pero al llegar al lugar la policía ya había acordonado la zona y no les dejó cruzar. Aún así, describe que vieron mucha sangre y trozos de cuerpos”.

Este hombre recuerda el ensordecedor ruido de la explosión. Dice, todavía con sorpresa, que estaba sentado comiendo un helado con su hijo cuando de repente estallaron las bombas.

Testigos presenciales aseguran que alrededor de mil personas se acercaron al lugar de los hechos después de la primera explosión y minutos antes de que se produjera la segunda.