Última hora

Última hora

Osetia del Sur, más que una questión de independencia

Leyendo ahora:

Osetia del Sur, más que una questión de independencia

Tamaño de texto Aa Aa

Detrás de lo que parece ser un conflicto territorial se dibuja un peligroso cara a cara militar entre Rusos y Americanos en una región de vital importancia energética y geoestratégica. Al este, poco más allá de Georgia, en las orillas del mar Caspio, el sur del Cáucaso encierra reservas muy importantes de petróleo y de gas.

La antigua República de Transcaucasia está atravesada por gasoductos y oleoductos que transportan el oro negro y el gas desde Asia central a Europa. Para Europa son arterias vitales. Con ellas quiere reducir su dependencia energética de la Rusia de Putin por lo que se han convertido en prioritarias para el viejo continente.

Sin embargo esto no preocupa a Moscú, que sigue apoyando a los separatistas a pesar de lo que pueda acarrear en los conflictos de la región del Cáucaso. El enfrentamiento entre Tiflis y las regiones independentistas de Osetia del Sur y Abjasia es, en realidad, un enfrentamiento directo con Moscú. Mientras los esfuerzos de la diplomacia europea se quedan en eso, esfuerzos.

Por su parte algunos antiguos países satélite de la que fue la Unión Soviética no atienden tampoco a razones. Al igual que Ucrania, Georgia ni esconde su candidatura a la OTAN ni intenta disimular sus vínculos militares con Estados Unidos.

Occidentales y rusos se miran desafiantes estudiando cada uno los movimientos del otro. Pero Rusia debería estar interesada en encontrar una solución para los problemas de Azerbaiyán y de Osetia del Sur. El motivo: que en 2014 los juegos olímpicos de invierno se celebrarán en Sochi, ciudad rusa que se encuentra a apenas cuarenta kilómetros de la frontera con Georgia.