Última hora

Última hora

Un mundo, un sueño, es el lema de los juegos. El sueño de los activistas, un mundo que respete los derechos humanos.

Leyendo ahora:

Un mundo, un sueño, es el lema de los juegos. El sueño de los activistas, un mundo que respete los derechos humanos.

Tamaño de texto Aa Aa

Ni los espectaculares fuegos artificiales de la ceremonia de inauguración acallaron las voces críticas con el régimen chino.

Mientras millones de personas asistían al evento por televisión, en las embajadas chinas de varios puntos del planeta se repetían las protestas que llegaron hasta la capital, Pekín. Allí, un videoaficionado grabó el momento en que la policía impedía que tres estadounidenses llegasen al estadio olímpico para enarbolar banderas tibetanas.

En Katmandú, la policía nepalí detuvo a 800 exiliados tibetanos que se manifestaron ante la embajada china para exigir libertad y democracia.

Activistas de todo el mundo acusan al gobierno de Pekín de no cumplir sus promesas de respetar los derechos humanos.

En Ankara un manifestante se prendió fuego para denunciar la represión que sufren los iugures, una minoría étnica china.