Última hora

Última hora

El fair play de Hillary Clinton

Leyendo ahora:

El fair play de Hillary Clinton

Tamaño de texto Aa Aa

Un discurso aclamado y esperado. Ayer, Hillary Clinton zanjó toda polémica y cerró filas entorno al antes rival y ahora candidato demócrata a las presidenciales:

“De ninguna forma, de ninguna manera. McCain no. Mi candidato es Barack Obama, él debe ser nuestro presidente.”

Ante un auditorio totalmente seducido, la ex candidata doblemente derrotada derrochó fair play para hacer olvidar a sus incondicionales que también ha quedado excluida del ticket.

Obama ha optado por la estrategia a la hora de elegir a Josep Biden que suple sus principales carencias. Para empezar, ya no se le reprocha la falta de experiencia. Senador desde 1972, Biden
está acostumbrado a los golpes bajos de las campañas, aunque esa experiencia puede también jugar en su contra, como destaca el analista Allan Lichtman:

“La parte negativa es que ha sido candidato a las presidenciales dos veces. La primera vez se retiró entre acusaciones de plagio. Puede ser muy mete patas, pero aporta a Obama lo que necesita: experiencia, seriedad y un profundo conocimiento de la política exterior”

También se le considera la mejor baza para que Obama se haga con el voto de los blancos de clase media, un electorado hasta ahora reacio a apoyarle.

Pero hay quienes no olvidan que votó a favor de la guerra en Irak, antes de oponerse con vehemencia a la política de Bush.

Otro punto que despierta suspicacias es su amistad con John Mc Cain:

“Joe y yo somos amigos desde hace muchos muchos años, nos conocemos perfectamente, asi que creo que Obama ha hecho una elección muy inteligente”

Las alabanzas del candidato republicano podrían tener un efecto disuasorio entre el electorado demócrata. Pero Obama necesitaba a este viejo zorro de la política para intentar reconciliar a los demócratas, muy divididos desde hace un año.