Última hora

Última hora

Gustav se sigue debilitando en tierras estadounidenses donde se vigila, como en el Caribe, a Hanna e Ike

Leyendo ahora:

Gustav se sigue debilitando en tierras estadounidenses donde se vigila, como en el Caribe, a Hanna e Ike

Tamaño de texto Aa Aa

Gustav ya no es huracán, con la caída de sus vientos a medida que se acerca del Estado norteamericano de Texas, ha pasado a ser una tormenta tropical e incluso una depresión en la actualidad.

Pero Gustav, que ha azotado con dureza el estado de Luisiana, provocando la muerte de al menos ocho personas, cuantiosos daños materiales e inundaciones de ciudades como Baton Rouge o Nueva Orleans, además de los alrededor de 90 muertos en el Caribe, sigue siendo peligroso por las lluvias que arrastra en su estela y las inundaciones que sigue provocando.

Mientras se hace balance de los daños, tanto en tierra como en las plataformas petrolíferas del Golfo de México, los ojos de los metereólogos y de la opinión pública de las islas del Caribe y de Norteamérica están atentos a Hanna, el cuarto huracán de la temporada en el Atlántico Norte e Ike, la décima tormenta tropical.