Última hora

Última hora

Débil seguimiento de la huelga de funcionarios contra el gobierno tailandés

Leyendo ahora:

Débil seguimiento de la huelga de funcionarios contra el gobierno tailandés

Tamaño de texto Aa Aa

Fracasa la huelga de servicios públicos convocada para forzar la dimisión del primer ministro tailandés. Tan sólo la línea sur de ferrocarril se ha visto afectada por la protesta, que ha pasado casi inadvertida en otros sectores. Los sindicatos habían amenazado con paralizar Bangkok y con cortar el agua y el suministro eléctrico.

A pesar del fiasco de la huelga, algunos analistas políticos consideran que la situación es insostenible y los días de Samak Sundaravej como jefe de gobierno están contados.

Las protestas callejeras contra el primer ministro comenzaron de forma pacífica hace poco más de 3 meses. La oposición le acusaba de connivencia con su predecesor en el cargo, Thaksin Shinawatra, perseguido por corrupción y abuso de poder. Cientos de personas acamparon frente a la sede del gobierno para pedir su dimisión, pero Samak Sundaravej se niega a abandonar el cargo.

El estallido de violencia que se produjo hace unos días le empujó a decretar el estado de excepción. Esta medida vigente desde el martes prohíbe las reuniones públicas de más de 5 personas y autoriza al ejército que hasta ahora se mantenido en un segundo plano a detener sin cargos a sospechosos de rebelión durante 30 días.