Última hora

Última hora

La guerra de poderes que gobierna en Ukrania

Leyendo ahora:

La guerra de poderes que gobierna en Ukrania

Tamaño de texto Aa Aa

Dos líderes que solo han logrado entenderse durante la revolución naranja que les dio el poder en 2004, cuando derribaron al presidente Kuchma. Desde entonces Víctor Yuschenko y Yulia Timoshenko han sido incapaces de alcanzar el consenso necesario para gobernar juntos.

Tras la revolución naranja Yuschenko es el presidente y Timoshenko la primera ministra. Pero apenas un año después Yulia es destituida con un trasfondo de rivalidades personales y luchas de poder.

El país atraviesa una larga crísis política en la que el presidente se ve obligado a elegir entre dos males: o bien la vuelta de su adversario, el pro ruso Yanukovich o bien el retorno de la destituida Timochenko. Finalmente los acontecimientos se giran en favor de Yanukovich.

Sin embargo en 2007 Timoshenko regresa. Su partido ha quedado segundo en las elecciones legislativas y se beneficia de una nueva coalición con la formación del presidente. Pero de nuevo las relaciones entre ambos se tensan y el 18 de agosto pasado Yuschenko acusa a Timoshenko de alta traición.

La crísis de Georgia y el silencio de Timoshenko frente al compromiso público de Yuschenko en favor del país caucásico hacen explotar la situación. Acusan a Timoshenko de tratar con Moscú para obtener apoyo de cara a las presidenciales de 2010.

Ante la demostración de fuerza rusa, el presidente ucraniano organiza, con motivo del día de la independencia del país, un gran desfile militar. Timoshenko lo califica de provocación, última vicisitud antes del voto de ayer.

Ahora Timoshenko está en una situación dificil. O bien matiene su oposición a una alianza con los pro rusos y arriesga su puesto, ya que Yuschenko podrá disolver el parlamento, o bien se une a ellos y pone el juego su popularidad. Yuschenko ha sabido maniobrar.