Última hora

Última hora

Libia hacia la normalización completa

Leyendo ahora:

Libia hacia la normalización completa

Tamaño de texto Aa Aa

2004 marcó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Trípoli y Washington, con la reanudación del diálogo y la supresión de las sanciones económicas.

Los desencuentros habían comenzado casi inmediatamente después de la llegada de Gadafi al poder, en 1969. Una de sus primeras decisiones fue exigir que Washington evacuase sus bases en Libia.

Un desplante seguido por otro poco después: la nacionalización del petróleo. El joven mandatario consiguió imponer una subida de los precios del barril, despejando el camino a otros países productores. Eso añadido a su apoyo a la revolución iraní completó el aislamiento internacional del régimen.

Sobre todo porque la década de los 80 estuvo marcada por la implicación libia en varios actos terroristas, como el atentado en esta discoteca de Berlín frecuentada por militares estadounidenses en abril del 86. La respuesta no se hizo esperar: los bombardeos de la aviación estadounidense dejaron 41 muertos en Trípoli y Benghazi. Entre las 15 víctimas civiles, una de las hijas adoptivas de Gadafi, también herido en el bombardeo de su residencia.

Cuando dos años después un boeing de la PanAm explotó en pleno vuelo cuando sobrevolaba la localidad escocesa de Lockerbie, todas las miradas se volvieron hacia Libia. De las 269 víctimas del atentado, 180 eran estadounidenses.

Apoyados por el Consejo de seguridad de la ONU, Estados Unidos y el Reino Unido multiplicaron las presiones para obtener la extradición de los dos principales sospechosos.

La negativa de Gadafi a cooperar desencadenó un largo pulso cuya principal consecuencia fue el endurecimiento de las sanciones internacionales contra Libia.

Tras innumerables tentativas de mediación, llegó la esperada hora de las confesiones. En 2003, el régimen envió una carta a la ONU reconociendo su responsabilidad en los hechos y aceptó pagar dos mil millones y medio de dólares para compensar a las familias de las víctimas.

Actualmente, Trípoli está en plena fase de rehabilitación en la escena internacional. Italia y Francia ya han normalizado sus relaciones con esta potencia regional.