Última hora

Última hora

Arranca el experimento del siglo en Ginebra

Leyendo ahora:

Arranca el experimento del siglo en Ginebra

Tamaño de texto Aa Aa

Las respuestas a algunos de los principales misterios del universo podrían estar escondidos en este túnel de 28 kilómetros construido bajo la frontera suizo francesa: se trata del acelerador de partículas más potente del mundo, el famoso LHC.

Los investigadores del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) realizarán mañana el que ya se considera experimento del siglo: intentar recrear las condiciones del principio del universo, hace casi 14 mil millones de años.

Lyn Evans es jefe del proyecto del CERN:

“Ha sido un inmenso logro científico y técnico. Es el principal proyecto científico a escala mundial”

Mañana, por el LHC circularán haces de partículas protones o iones de plomo a velocidad próxima a la de la luz.

Por el momento no habrá colisión de partículas. Las haces en sentido contrario se inyectarán dentro de varios meses, cuando se compruebe la evolución del funcionamiento.

Será entonces cuando empiece una nueva era en física de partículas en la que se intentará recrear las condiciones que se produjeron instantes después del Big Bang y estudiar los nuevos fenómenos que se produzcan.

“Una de las cuestiones más importantes es la masa que falta en el Universo destaca Evans. Sabemos que sólo podemos ver el 4% de nuestro universo, el 96% restante es un misterio total para nosotros. Esperamos que el LCH nos ayude a descubrir de dónde viene ese 96%”

Más allá de la cuestión de la materia y la antimateria, los investigadores intentan esclarecer otros misterios del universo a partir de datos que serán recogidos y almacenados en 200 sitios en todo el planeta.

Cerca de cinco mil físicos e ingenieros han trabajado en este proyecto que podría dar un vuelco a la teoría sobre las partículas elementales, base de la física actual, una posibilidad que asusta en el seno de la comunidad científica.

También asusta la posibilidad de que la experiencia provoque la aparición de minúsculos agujeros negros que al aumentar de tamaño absorban toda la materia que les rodea, incluido nuestro planeta, pero El CERN responde que cualquier sugerencia de riesgos es pura ciencia ficción.