Última hora

Última hora

Jörg Haider: "No somos un partido de extrema derecha"

Leyendo ahora:

Jörg Haider: "No somos un partido de extrema derecha"

Tamaño de texto Aa Aa

Cita en Viena con Jörg Haider, líder de una nueva formación, el partido Porvenir de Austria, situado a la derecha en la paleta política austríaca. Desde el año 2000, su rostro es conocido en Europa: la participación de su partido de entonces, el xenófobo FPö en el gobierno de coalición originó una grave crisis: durante varios meses, la Unión Europea aisló a Austria en el plano diplomático. Ahora, al frente de su nuevo partido, Haider quiere volver al gobierno tras las elecciones anticipadas que tendrán lugar a finales de mes. Según los sondeos, socialdemócratas y conservadores obtendrán menos de un tercio de los votos. Los pequeños partidos podrían cambiar la orientación política del país.

euronews: Buenos días, señor Haider.

Jörg Haider: Buenos días.

euronews: Mi primera pregunta se refiere a un punto de su programa electoral: “Estamos contra la dictadura de la UE”. ¿Qué quiere decir eso? explíquenoslo.

Jörg Haider: Bueno, durante los últimos años hemos perdido muchas de nuestras competencias estatales a favor de Bruselas. Eso hace que la población tenga reacciones que no son positivas, por supuesto. Por ejemplo, en el contexto del Tratado de Reforma de la Unión Europea que contempla que nuestras competencias estatales en el ámbito de la justicia, derecho de los extranjeros, derecho de asilo etc. pasen a Bruselas. Eso nos parece inaudito.

euronews: ¿Quieren un referéndum sobre el Tratado?

Jörg Haider: Queremos un referéndum porque creemos que el pueblo debe ser consultado en cuanto hay cambios fundamentales en las relaciones entre Bruselas, la Unión Europea por una parte y los países miembros por otra.

euronews: Nos ha saludado a la austríaca: “buenos días a Dios.” ¿Es usted creyente?

Haider: Sí, por supuesto.

euronews: ¿Cree que a Dios le gustaría ver como impide la construcción de lugares de oración con minaretes?

Haider: Yo creo que a los lugares de oración no se les ha perdido nada entre nosotros si son instrumentalizados para propagar tesis cuasi fundamentalistas que no tienen nada que ver con la religión.

Yo estoy contra el Islam fundamentalista, sobre todo si cada vez cobra más amplitud en Europa. Por eso hago una advertencia: miren por ejemplo el primer ministro turco que decía: “Nuestros minaretes son nuestras bayonetas, nuestras cúpulas nuestros cascos, nuestras mezquitas nuestros cuarteles, nuestros fieles nuestros soldados…” todo eso me da que pensar. No tiene nada que ver con la religión, ni con la paz. Es un pensamiento falso. Yo no necesito símbolos de poder que expresen un pensamiento islamico-fundamentalista. Por eso decía: en mi país se dicta una ley para asegurarse de que no habrá minaretes.

euronews: Ese tipo de opiniones existe, pero aquí en Austria, la gran mayoría de los que creen en Alá, en el Islam, quieren integrarse en esta sociedad. ¿No cree que es un insulto para esos creyentes negarles su libertad de religión?

Haider: Para nada. Se han ido de sus países en muchos casos porque no comulgaban con esas posiciones tan exageradas, ni con esa visión tan fundamentalista de su religión. Aquí, en Europa, en Austria, tienen posibilidades de practicar su religión, tienen sus lugares para rezar, tienen sus mezquitas, como ellos las llaman. Pero verdaderamente, no tienen ninguna necesidad de minaretes.

euronews: Acaba de mencionar Turquía. ¿Cree que Turquía tiene su lugar en la Unión Europea?

Haider: Yo creo que Turquía es algo ambiguo: no es un Estado asiático ni un Estado europeo, por eso tenemos que encontrar un camino específico para Turquía. Está claro que para nosotros es un socio importante al que debemos acercarnos sobre todo en el ámbito de la política energética. Tenemos que garantizarnos el suministro de gas y de petróleo procedente del Cáucaso y de Asia occidental para evitar una dependencia excesiva de Rusia.

euronews: Leyendo los postulados políticos que defiende en su programa electoral, hay algo que me irrita: ¿Por qué esas afirmaciones incendiarias contra los solicitantes de asilo? no lo comprendo.

Haider: No hago afirmaciones incendiarias. Intentar garantizar la seguridad de la población no es hacer afirmaciones incendiarias. Lo que espero de un solicitante de asilo que venga a Austria y que busque protección es que haga un esfuerzo para comportarse bien, como un huésped, porque su presencia solo será tolerada durante un tiempo limitado. Y si un huésped no consigue portarse bien, le deseo buena suerte y le expulso. Así de simple. Es el mismo principio para los solicitantes de asilo que han infringido la ley: tienen que irse del país.

euronews: Después de 1945, también en el año 2000, existía una especie de consenso general en la Unión Europea sobre el hecho de que no se aceptaría que un partido de extrema derecha formase parte de un Gobierno de un Estado Miembro de la Unión Europea.

Haider: De todas formas, no somos un partido de extrema derecha. Somos desde 1948, 1949, un movimiento político, entonces lo llamábamos de otra forma, que está presente en el Parlamento austríaco y que defiende postulados de centro-derecha.

euronews: En esa época, en 2000, ningún político europeo de primer rango quería estrechar la mano de un miembro del gobierno austríaco porque su partido formaba parte del Ejecutivo. Ese aislamiento duró varios meses. Actualmente, en 2008, ¿Qué ha cambiado, Europa o usted?

Haider: La Unión Europea ha tomado nota de que no se puede influir desde el exterior en unas elecciones democráticas. Si no, la UE habría tenido que dictar sanciones contra Italia, contra Berlusconi y la Liga Norte y todo ese tipo de partidos con los que compartimos muchos puntos de sus programas. La Unión Europea habría tenido que pronunciar sanciones contra Dinamarca: allí el gobierno se desvinculó completamente de la política de inmigración de Europa y marcó las distancias en ese ámbito. Pero no se adoptaron sanciones ni contra Italia ni contra Dinamarca, eso muestra que la UE quería hacer de Austria el chivo expiatorio para intimidar a los demás Estados Miembros.

euronews: Falta poco para las elecciones en Austria. ¿Con quién quiere formar una coalición, con los conservadores del Partido Popular de Austria de nuevo? porque el öVP se perfila como el partido pro integración europea mientras que usted se decanta como el detractor de esa integración. ¿Cómo va a conseguir que una coalición así funcione?

Haider: Bueno, los conservadores del Partido Popular han cambiado en estos últimos años en los ámbitos de las políticas de seguridad y de inmigración. Han aprendido mucho de nosotros en cuanto a los abusos en las políticas de asilo. Y durante esta campaña electoral, hacen mucho hincapié en puntos que son totalmente compatibles con las ideas que recogemos en nuestro programa. Eso demuestra que es muy importante que nuestro partido exista.