Última hora

Última hora

Austria afronta unas elecciones anticipadas en las que se teme que no cambie nada

Leyendo ahora:

Austria afronta unas elecciones anticipadas en las que se teme que no cambie nada

 Austria afronta unas elecciones anticipadas en las que se teme que no cambie nada
Tamaño de texto Aa Aa

“La primera vez” rezan los carteles electorales en Austria, recordando que por primera vez en Europa los jóvenes de 16 años podrán votar en las elecciones generales de dentro de 10 días.

Quizás el electorado joven sea la clave para inclinar la balanza. Pero los últimos sondeos anuncian pocos cambios en el tablero político.

Estos comicios anticipados se convocaron debido al fracaso de la gran coalición formada hace año y medio.

La incapacidad de los grandes partidos para gobernar ha dado alas a la derecha populista de Heinz-Christian Strache. Según los sondeos su Partido Liberal de Austria (FPÖ), puede convertirse en la segunda fuerza política.

La Alianza para el Futuro de Austria (BZÖ), del también ultraderechista Jörg Haider, podría doblar sus votos repecto a 2006.

El gran perdedor de estos comicios parece que será el conservador Partido Popular Austriaco (ÖVP). La alianza con la derecha populista y el fracaso de la gran coalición han pasado factura en la imagen del ministro de Economía, Wilhem Molterer, y crecen las voces que piden un cambio de líder.

Los socialdemócratas (SPÖ) ya lo han hecho. Werner Faymann es la nueva cabeza visible del SPÖ sustituyendo al desgastado canciller Alfred Gusenbauer. Según las encuestas, los socialdemócratas ganarán los comicios, con cerca del 30 por ciento de los votos aunque negociar una nueva coalición de Gobierno no será un juego de niños.