Última hora

Última hora

Tzipi Livni reúne a la dirección de su partido, debilitado tras las primarias

Leyendo ahora:

Tzipi Livni reúne a la dirección de su partido, debilitado tras las primarias

Tamaño de texto Aa Aa

A la ministra israelí de exteriores le hará falta mucha persuasión para evitar la división esbozada durante la elecciones internas que le llevaron a la cabeza de Kadima, con una corta victoria.

Su ambigüedad sobre ciertos temas, como el futuro estatuto de Jerusalén, despierta desconfianza en el ala más dura del partido gobernante. Kadima, una escisión del Likoud, intenta tenerse en pie desde que su fundador, Ariel Sharon, lo dejó, precipitadamente, a raíz de un ataque cerebral.

El ministro de Transportes, Shaul Mofaz, que apunto estuvo de hacerse con la dirección de Kadima, pues se quedó a cuatrocientos votos de Livni, no descarta retornar al Likoud, del que se siente ideológicamente cerca.

Si a nivel interno el dolor de cabeza puede durar, la batalla para constituir un nuevo gobierno no ha hecho nada más que empezar. Anoche, Tzipi Livni, se reunió con el partido ultraortodoxo, Shass, necesario para obtener la mayoría parlamentaria. Pero el precio que tiene que pagar es muy alto: no a la negociación del estatuto de Jerusalén con los palestinos.