Última hora

Última hora

Alitalia: Berlusconi se lava las manos

Leyendo ahora:

Alitalia: Berlusconi se lava las manos

Tamaño de texto Aa Aa

La aerolínea italiana ya está en bancarrota y dejará de volar en más o menos una semana si la compañía no acepta lo salución nacional. O blanco o negro, el jefe de Gobierno italiano Silvio Berlusconi ha dicho en unas declaraciones televisadas que el gobierno ya ha hecho lo que debía, y si Alitalia no acepta lo único que puede pasar es que quiebre la aerolínea, porque no hay alternativas y no va a haber más propuestas”.

El pulso de Il Cavaliere a los trabajadores de Alitalia es asegurar que no hay ninguna compañía extranjera interesada en comprar la aerolínea. O, lo que es lo mismo, que si las hubiera no se consideran. Antes perder la compañía que su italianidad, y para los trabajadores de Alitalia, antes perder el puesto que venderse al consorcio de empresarios presentado por Berlusconi “lo que queremos es un plan serio de alguien que conozca un mínimo el transporte aéreo, lo que proponían era indecente” asegura una azafata.

El plan preveía recortar más de tres mil empleos y no renovar otros dos mil contratos, lo que supone prescindir de casi un tercio de la actual plantilla de Alitalia. Y aunque al frente sindical del “no” se le han abierto algunas fisura estas últimas horas, la situación parece abocada a un final dramático. Yo espero que se arreglen, porque Alitalia es parte de este país, aseguraba hoy un pasajero. Otros no son tan optimistas o por si acaso, se ponen en lo peor: por temor a las cancelaciones de vuelos se ha disparado la venta de billetes de tren hasta el punto de tener que prever refuerzos entre Roma y Milán.