Última hora

Última hora

La crisis de la leche infantil adulterada en China hace temer nuevas contaminaciones

Leyendo ahora:

La crisis de la leche infantil adulterada en China hace temer nuevas contaminaciones

Tamaño de texto Aa Aa

Un primer caso en Hong Kong pone en guardia a decena de países asiáticos y africanos que han dejado de importar productos lácteos chinos. Mientras las intoxicaciones no paran de aumentar, más de 53.000 niños están recibiendo tratamiento médico. 104 se encuentran en estado grave. “Creo que habrá más casos porque es imposible predecir el impacto que esto tendrá, pues China tiene una población 1.300.000 de personas”, asegura el representante en China de la Organización Mundial de la Salud.

Esta nueva crisis alimentaria se ha cobrado, ya, su primera víctima política. Se trata del responsable de seguridad alimentaria, que sobrevivió a los escándalos por intoxicación protagonizados por las exportaciones de juguetes, medicamentos y alimentos chinos, el año pasado. Hoy ha presentado su dimisión. Para los consumidores esto no es suficiente.

“Creo que el gobierno chino debería gestionar mejor este tipo de problemas, asegura una consumidora china, a la hora de informar es nulo. Y debería demostrarnos si de verdad quiere impulsar la economía porque si el mundo no puede confiar en él, entonces perderá muchas oportunidades.”

Las autoridades no desvelaron las intoxicaciones hasta el pasado 13 de septiembre, aunque la primera muerte se produjo en mayo, hasta, hoy, han muerto otros tres niños.