Última hora

Última hora

Jean-Claude Trichet: "Hay que replantearse todo el sistema financiero"

Leyendo ahora:

Jean-Claude Trichet: "Hay que replantearse todo el sistema financiero"

Tamaño de texto Aa Aa

La semana pasada, el pánico se apoderó de los mercados financieros. Fue una de las semanas más caóticas y espectaculares desde hacía años, tal vez de toda la historia. ¿Era previsibe teniendo en cuenta la crisis hipotecaria estadounidense que comenzó hace más de un año? Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo responde a ésta y otras preguntas sobre la actual crisis financiera en una entrevista exclusiva que ha concedido a euronews.

euronews: Se supone que los gobernadores de los Bancos centrales tienen un sexto o séptimo sentido…¿Cuándo se dió cuenta de que estaba pasando algo realmente grave?

Trichet: Nuestro diagnóstico lo hicimos el año pasado, el nueve de agosto del año pasado. Vimos en nuestros propios mercados acontecimientos inéditos que mostraban que algo grave estaba sucediendo, y por eso actuamos inmediatamente. Los observadores se sorprendieron cuando en un lapso muy corto de tiempo, estoy hablando de horas, una hora y media, decidimos, los directores ejecutivos del Banco Central Europeo decidieron inyectar liquidez para asegurarse de que nuestro mercado monetario seguiría funcionando acorde con nuestra política de tipos de interés. Y eso es algo que me gustaría subrayar. Nuestra política monetaria está concebida siempre para mantener la estabilidad de los precios a medio plazo.

euronews: ¿Quién tiene la culpa de la crisis crediticia? ¿Los banqueros demasiado avaros, la codicia de los agentes inmobiliarios, la Reserva Federal estadounidense o todos ellos?

Trichet: Buscar un chivo expiatorio no sirve para nada. Lo que tenemos que hacer es revisar el conjunto del sistema y tenemos que ser muy cautos. Yo creo que hay que cambiar todas y cada una de las partes del sistema financiero global. Sin conceder privilegios a nadie, a ninguna institución, a ningún instrumento. También hay que extraer enseñanzas de lo que ha sucedido, cosa que ya ha hecho el FSF, el Foro para la Estabilidad Financiera. Y si tuviera que resumirlo, diría que tenemos que potenciar enormemente la transparencia; la transparencia de las instituciones, la transparencia de los instrumentos financieros, especialmente los oscuros instrumentos financieros que han sido tóxicos y la transparencia de los mercados.

euronews: Si miras alrededor, y no hablo de grandes inversores, sino de gente corriente, hay mucha preocupación de que los bancos tengan demasiadas hipotecas basura y quiebren. ¿Hasta que punto son seguros los bancos?

Trichet: Nuestras acciones, diría, han hablado por nosotros, especialmente porque de forma coordinada con la Reserva Federal hemos inyectado liquidez en dólares a nivel global, y puede constatar por usted mismo cual ha sido la reacción de las ramas ejecutivas y de las autoridades de las ramas ejecutivas. Creo que eso es un indicativo del nivel de alerta de todas las autoridades. Yo diría que eso es esencial para la confianza y para construir esa confianza que sigamos vigilando como hasta ahora.

euronews: Si los bancos son seguros, ¿Están los ahorros de sus clientes a salvo?

Trichet: Repito una vez más que las autoridades están ahi para ayudar cuando pueden y han demostrado que pueden hacerlo. Es muy visible y muy obvio por todas partes. Dicho esto, por supuesto que también es responsabilidad del sector privado comportarse lo más correctamente posible y yo diría también mejorar, mejoras que son imprescindibles para el futuro, debemos mejorar las finanzas mundiales con mucha mucha determinación.

euronews: Los propietarios que tienen hipotecas con tipos de interés variables ven el futuro con pesimismo ¿Qué les diría?

Trichet: Yo les diría a todos los consumidores, a todas las familias, y especialmente a los 320 millones de nuestros conciudadanos europeos que pueden contar con nosotros para mantener la estabilidad de los precios a medio plazo. Es lo que esperan los mercados y permitirá tener un entorno financiero lo más favorable posible para un crecimiento sostenido y para la creación de empleos.

euronews: Al parecer, los bancos comerciales se muestran cada vez más reacios a la hora de conceder préstamos. ¿Empeorará la economía esta crisis financiera? ¿Serán los trabajos más precarios que antes?

Trichet: Lo que vemos en esta parte del Atlántico, en la zona euro, es que los préstamos a las empresas, a las compañías, a los negocios corporativos permanecen dinámicos. Asi que creo que tenemos que tener en cuenta eso cuando emitimos un juicio. Es evidente que tenemos dinamismo en esta parte de nuestras finanzas, en las finanzas de la zona euro. Por citarle sólo una cifra, el número de préstamos concedidos a negocios no corporativos aumentan según nuestros últimos datos a un ritmo de algo más del 13% anual.

euronews: El gobierno estadounidense anunció la semana pasada un plan de salvamento sin precedentes, a un coste descomunal. Antes, la Reserva Federal se hizo cargo de AIG, Fannie Mae y Freddie Mac. ¿Podría concebir alguna circunstancia, alguna situación en la que el BCE actuaría como el último acreedor de una institución europea a un nivel tan importante?

Trichet: Tenemos una responsabilidad en lo que se refiere a garantizar la liquidez, no la tenemos en lo que respecta a la solvencia que eventualmente pueda afectar a unos u otros. Esto está claro. Tenemos que estar a la altura de nuestra responsabilidad, y como todos los bancos centrales del mundo, nuestra responsabilidad es garantizar la liquidez, la solvencia es responsabilidad de las ramas ejecutivas.

euronews: Miremos hacia el futuro. Si conseguimos volver a la normalidad, ¿Cómo será esa normalidad?

Trichet: El diagnóstico inicial del Banco Central Europeo es que nos adentrábamos en una corrección del mercado de enorme magnitud con episodios de alto nivel de volatilidad, episodios de turbulencias en todo tipo de mercados, y de vez en cuando, comportamientos caóticos de todos sus actores, y añadimos que era un fenómeno en marcha…y diría lo mismo en este momento, es un fenómeno en marcha que exige que las autoridades y por supuesto los bancos centrales estén permanentemente alerta.