Última hora

Última hora

A falta de una solución comunitaria, los gobiernos nacionales socorren la banca comercial

Leyendo ahora:

A falta de una solución comunitaria, los gobiernos nacionales socorren la banca comercial

Tamaño de texto Aa Aa

El estado irlandés ha sido el primero en garantizar los depósitos de los ahorradores hasta un tope de 400.000 millones de euros.

Pero han sido los ejecutivos de Francia, Bélgica y Luxemburgo los que han actuado de manera fulminante para salvar de la quiebra a la entidad Dexia, igual que días antes el Benelux sacó del atolladero a Fortis.

Los ministros de finanzas y altos responsables políticos de Bélgica, Francia, Irlanda y Reino Unido han sido los principales implicados en una operación destinada a evitar que se evaporen las cuentas de millones de ciudadanos y empresas.

El ex comisario europeo, Etienne Davignon compara la situación europea con la american. “Las banca americana calculó que tenía que generar unos resultados anuales del 10 al 15%. Para obtener esos beneficios diseñó unos productos financieros cada vez más sofisticados. Pues bien, los bancos europeos no están en esa situación. Si algunas entidades sufren es porque compraron esos productos, pero la mayoría no se metió en ese sector. Se trata de bancos minoristas, privados, no de bancos de inversión. El problema es que se encuentran con fondos insuficientes para que la confianza del público sea suficiente.”

En el renglón de perdedores aparecen hoy las británicas Royal Bank of Scotland y HBO, también la italiana Unicredit. En el sector ganador instituciones como el Banco de Santander, con un balance más que presentable y que aprovecha la crisis para reforzar su negocio comprando entidades a buen precio.