Última hora

Última hora

Una crisis global, soluciones nacionales

Leyendo ahora:

Una crisis global, soluciones nacionales

Tamaño de texto Aa Aa

Nacionalizar bancos, fusionarlos, garantizar sus depósitos, los europeos asisten atónitos al torrente de medidas que cada país de la UE aplica para contrarrestar la crisis global.

Una turista española que asiste a la semana de la moda en París se toma la crisis con calma aunque asegura que gastará menos que antes.

“No seamos inocentes, exhorta un analista, lo que está pasando en Estados Unidos tendrá consecuencias en los mercados del mundo entero”.

El Reino Unido es el país europeo más afectado por la crisis. Una mujer, clienta del recién nacionalizado banco Bradford & Bingley decidió retirar sus ahorros.

“Vi en la tele lo que está pasando y pensé que no quería seguir teniendo mi dinero allí, lo meteré en algún sitio más seguro”.

Otros prefieren no ceder al pánico y acusan a los medios de la cobertura que hacen de la crisis.

“La gente está muy deprimida pues hay una reacción en cadena, no me gusta el cariz que está tomando la situación pero creo que no es tan negro como lo pintan.”

“Perdí mi trabajo hace dos meses, explica otro británico, y mis colegas también están a punto de ser despedidos, así que no me veo yendo a McDonalds, me quedaré en casa comiendo una tostada.”

Unos miran los índices bursátiles, otros sus bolsillos. Mientras tanto, los gobiernos estudian cómo limitar el libre albedrío de la banca.