Última hora

Última hora

Los candidatos a la vicepresidencia estadounidense ofrecen un debate calculado y sin errores

Leyendo ahora:

Los candidatos a la vicepresidencia estadounidense ofrecen un debate calculado y sin errores

Tamaño de texto Aa Aa

Sin apuntarse grandes tantos, pero tampoco sin cometer grandes errores. Así concluyó el debate de los candidatos a la vicepresidencia estadounidense entre la republicana Sarah Palin, intentó identificarse con el ciudadano medio, y el demócrata Joe Biden, que jugó la baza de la experiencia.

El tema estrella fue la crisis.

“Una buena forma de medir y saber si éste es un buen momento para la economía estadounidense – dijó Palin – es ir a un partido de fútbol de niños un sábado y hablar con los padres que están en las gradas. Preguntarles cómo van las cosas. Te apuesto a que vas a encontrar algo de miedo en sus voces”

Biden no dudó en sacar la artillería, en un tema que tanto ha dañado a los republicanos en los sondeos: “Hace dos semanas – comentaba -John McCain dijo a las nueve de la mañana de un lunes que los fundamentos de nuestra economía eran sólidos y que habíamos progreso con las políticas de Bush. Dos horas más tarde, a las 11 de ese mismo día, McCain dijo que teníamos una crisis económica. Eso no convierte a McCain en alguien malo, pero demuestra que está desconectado de la realidad”

El debate también tocó la política internacional, con temas como Irak y la presencia de tropas estadounidenses. Aquí fue Palin quien atacó la postura del tandem Obama-Biden.

“Barak Obama y yo estamos deacuerdo completamente en una cosa – argumentó Biden. Necesitamos un calendario para retirar nuestras tropas y ceder la responsabilidad a los iraquíes”

A lo que Palin replicó: “Vuestro plan supone sacar la bandera blanca de rendición en Irak. Eso no es lo que nuestras tropas necesitan oir y tampoco lo que nuestra nación espera”.

El duelo no defraudó en el único cara a cara entre ambos segundos espada, tan esperado que se ha calculado una audiencia incluso mayor a la del primer debate entre los candiatos presidenciales. Eso sí, sobre el ganador, cada espectador, analista político o votante tiene una opinión distinta.