Última hora

Última hora

Los estados miembros se declaran la guerra de garantías bancarias

Leyendo ahora:

Los estados miembros se declaran la guerra de garantías bancarias

Tamaño de texto Aa Aa

La crisis financiera amenaza con acabar con la ya vapuleada unidad europea. Alemania se desmarcó ayer para evitar una espiral de desconfianza en las sucursales bancarias. Con la segunda entidad hipotecaria alemana al borde de la quiebra el Hypo Real Estate el Ejecutivo de Ángela Merkel no ha tenido más remedio que acordarle una inyección de 50.000 millones de euros en concepto de préstamo con otras entidades bancarias.

Tras salvar el sector de un más que probable efecto dominó, Merkel ha echado un órdago que rompe los esquemas europeos para evitar que el pánico lleve a sus ciudadanos a formar colas ante las oficinas bancarias. El Gobierno federal ha decidido de forma unilateral garantizar a los ahorradores particulares su dinero, que podrán recuperar en su totalidad aún en caso de quiebra de su banco. La medida podría obligar a los demás países de la Unión a ir en la misma dirección.

Irlanda, Dinamarca y Grecia ya ofrecen garantías ilimitadas a sus ahorradores. La medida, adoptada de forma individual a pesar de los llamamientos de Bruselas para coordinarse ante la crisis, enfrenta a miembros de Unión que tienen miedo a una fuga de capitales como de hecho está ocurriendo entre Reino Unido e Irlanda. Y ésta será una de las principales cuestiones a abordar por el Eurogrupo, en la reunión de esta tarde.