Última hora

Última hora

Las protestas por la caída del poder adquisitivo paralizan Bélgica

Leyendo ahora:

Las protestas por la caída del poder adquisitivo paralizan Bélgica

Tamaño de texto Aa Aa

Estaciones desiertas y andenes vacíos. La jornada de protestas que han convocado los principales sindicatos belgas ha paralizado los transportes, los servicios públicos y también a un buen número de empresas.

Los trabajadores quieren las mismas ayudas que el gobierno piensa otorgar a los bancos, para que su poder adquisitivo no caiga en picado. “Es una lástima dice un ciudadano en Bruselas. Las huelgas siempre las paga gente inocente que no tiene culpa de nada, aunque lo entiendo, los trabajodres no pueden hacer otra cosa”.

Ni los trenes, ni los autobuses funcionan y el metro, sólo parcialmente y en las principales ciudades. Por consiguiente, circular esta mañana en coche por la capital era literalmente imposible.

“Primero tenían que haberse sentado a negociar razona este conductor. Y luego, si quieren, que se pongan en huelga. Pero no. Somos sus rehenes. Y les da igual que tengamos que ir a trabajar”.

Los sindicatos sostienen que llevan casi un año pidiéndole al gobierno que tome medidas para garantizar el poder adquisitivo de los ciudadanos. La ecuación que hacen es simple: si hay más dinero para consumir, habrá más dinero para producir.

“La crisis no ha hecho más que comenzar explicaba una representante sindical. Y no va a afectar sólo a las empresas, sino a toda la economía belga. Por eso había que enviarle una señal inequívoca al gobierno. Los trabajadores están movilizados porque también tienen miedos y preocupaciones”.

En principio, la huelga durará sólo veinticuatro horas. Aunque podría reproducirse de nuevo si el gobierno no toma medidas pronto.