Última hora

Última hora

Citibank, en el centro de la tormenta

Leyendo ahora:

Citibank, en el centro de la tormenta

Tamaño de texto Aa Aa

La tormenta financiera y la quiebra de Lehman Brothers en Estados Unidos golpea de lleno a Europa. En Bélgica, más de mil personas han invertido su dinero en productos financieros de riesgo através de Citibank.

Es el caso de la propietaria de este bar y restaurante, que podría perder 40.000 euros que invirtió en acciones de Lehman Brothers. Ahora intenta interponer una querella colectiva contra Citibank uniendo sus fuerzas con las de otros inversores preocupados por sus depósitos. Rita Huysmans: “Yo creía que mi dinero estaba en una cuenta del Citibank y me dijeron que lo habían utilizado para invertir en el índice BEL 20. Yo sabía que el BEL 20 estaba formado por las 20 principales empresas del país. Pensaba que no tenían problemas. Recientemente descubrí que habían cambiado mi dinero en dólares y que no estoy cubierta por el Estado belga. Ahora no se si me van a devolver el dinero o si lo perderé. Citibank no me da ninguna garantía, me dicen que eso es responsabilidad de Lehman Brothers”.

Como otros clientes, asegura que Citibank no les informó correctamente sobre el riesgo real que corrían comprando determinados productos. El socialista flamenco Hans Bonte, miembro del Parlamento Federal belga apoya la iniciativa de llevar el caso ante la justicia: “Citibank ha seguido vendiendo productos de Lehman Brothers incluso después de que el banco estadounidense les comunicase que tenían problemas, avisaron de que tenían pérdidas de dos mil millones de dólares que hicieron caer en picado el valor de esos productos, pero Citibank siguió comercializándolos y lo hizo de forma que la gente, los consumidores, no supieran que eran productos de riesgo”

Bonte está convencido de que un tribunal podría condenar a Citibank a cubrir las pérdidas de los inversores por no proporcionarles suficiente información. En los prospectos sólo constaba la ambigua promesa de producto garantizado al cien por cien, sin especificar a cargo de quién corría esa garantía.

Citibank desmiente en bloque todas las acusaciones: “Basamos nuestros productos y la decisión de ofrecerlos a nuestros clientes o no en las calificaciones de agencias tan prestigiosas como Standards & Poor’s, y no en simples rumores. Lehman tenía calificaciones positivas hasta el último día, y yo personalmente ví titulares de periódicos en los que se decía que Lehman Brothers era una buena garantía, y no teníamos razones para poner en tela de juicio esas informaciones”

La cantidad exacta de inversiones belgas en el grupo estadounidense Lehman Brothers através de esos productos de riesgo no ha sido determinada con precisión, pero se calcula que puede alcanzar decenas de millones de euros.