Última hora

Última hora

Presidenciales sin oposición en Azerbaiyán

Leyendo ahora:

Presidenciales sin oposición en Azerbaiyán

Tamaño de texto Aa Aa

Azerbaiyán elige mañana presidente, pero la campaña electoral es imperceptible.

Y no es por casualidad: la oposición, proscrita de los medios, boicotea los comicios que sin duda ganará el presidente Ilham Aliyev, omnipresente en la televisión nacional.

En el cargo desde 2003, cuando sucedió a su padre, Haydar Aliyev tras unas elecciones en las que cosechó el 77% de los apoyos, Ilham Aliyev, promete erradicar la pobreza de aquí a 2013.

Estratégicamente situado en la orilla occidental del Mar Caspio y rico en petróleo, Azerbaiyán es una antigua república soviética de ocho millones de habitantes.

El crecimiento vertiginoso de dos cifras ha permitido un espectacular retroceso de la pobreza en cinco años y hace creible la promesa presidencial de duplicar el PIB por habitante, 4 mil dólares actualmente, en cuestión de tres años.

“Apoyaré a nuestro actual presidente, dice un elector le daré mi voto y espero que pueda llevar a cabo sus planes”

En liza, además de Aliyev, otros seis candidatos, todos afines al poder.

Para el presidente el único contratiempo sería ser elegido por abrumadora mayoría, ya que la oposición, extremadamente dividida, ni siquiera se presenta.

El jefe de filas del Musavat, el partido más antiguo del país, explica por qué:

“Todo esto es una comedia, porque las autoridades están haciendo como si se tratase de un proceso electoral y algunos observadores están siguiéndoles el juego y hacen como que se están celebrando elecciones reales”

Para este otro partido de la oposición los comicios son la ocasión de denunciar el laxismo occidental hacia Bakú:

“¿Por qué se es más riguroso con las elecciones en Zimbabue o con el destino de la democracia en Pakistán? ¿Por qué no se tiene el mismo celo con Azerbaiyán que está más cerca de Europa y que quiere ingresar en la OTAN? ¿Por qué hay tanta indiferencia sobre el futuro de la democracia en Azerbaiyán, que está tan cerca de Europa?

Hasta ahora, Azerbaiyán ha conseguido conducir una política exterior moderada e independiente maniobrado entre Rusia y Estados Unidos, ambos interesados por sus recursos energéticos.