Última hora

Última hora

El dragón chino empieza a perder fuerza

Leyendo ahora:

El dragón chino empieza a perder fuerza

Tamaño de texto Aa Aa

Por primera vez en seis años, la expansión económica en China ha dejado de tener dos dígitos.
El crecimiento interanual del PIB, durante los primeros nueve meses de 2008, ha sido de un 9,9%, dos puntos por debajo de las previsiones oficiales. Con todo, gracias al vigor de su mercado interno, China sigue aportando una cuarta parte del crecimiento mundial.

Li Xiaocha, portavoz de la Oficina Nacional de Estadísticas comenta que “a causa de la apertura del país asiático a la economía mundial, China está también repercutiendo en su actividas los efectos de la crisis financiera.

La recesión en muchos países provocada por la crisis financiera está pasando factura a la República Popular en forma de una rápida caída en la inversión directa del extranjero. La propensión al gasto de los consumidores chinos también es mucho menor, todo un indicio de que en esta fase “postolímpica”, China inicia una clara desaceleración. El mercado inmobiliario también conoce un declive, a causa de las restricciones del gobierno para evitar burbujas especulativas como las creadas en el Reino Unido o España.