Última hora

Última hora

Los estadounidenses residentes en Bélgica con Obama

Leyendo ahora:

Los estadounidenses residentes en Bélgica con Obama

Tamaño de texto Aa Aa

Un bar en pleno centro de Bruselas se ha convertido en el cuartel general de los estadounidenses residentes en Bélgica que apoyan al candidato demócrata. Han seguido la campaña de lejos y votan por correo en un continente entregado a la causa de Obama. Nuestro corresponsal en la capital belga les ha preguntado si creen en la victoria de su candidato y si en su opinión aportará algo nuevo a la política estadounidense: “Puede que haya gente que diga que votará por Obama explicaba Kevin L Prager y después, a la hora de la verdad no lo hagan por miedo. Pero por otro lado hay también muchas personas que no quieren decir que votarán por Obama porque son republicanos”. “Yo creo que Obama ha llevado el debate a la arena pública añadía Mary jane Farren y los demócratas han hecho un trabajo fantástico recordándole a los belgas que en Estados Unidos se debate. No se trata de estás con nosotros o contra nosotros ni nada de eso. No tenemos una visión maniquea de la política.”

No es fácil encontrar republicanos en Bruselas. Mike Kulbickas, es miembro del partido del asno que cambió de campo tras los atentados de 2001. Ahora es presidente de los republicanos estadounidenses en Bélgica. Sabe que forma parte de una minoría, pero considera que precisamente por eso tienen un papel importante: “Me dí cuenta de que no podía permanecer en el Partido Demócrata por su falta de seriedad en el ámbito de la política exterior. Además me parece interesante estar en minoría. Es un desafío. Hay que renunciar a caer bien en las fiestas y a poner verde a Bush con cualquier pretexto. Porque yo soy un ferviente partidario del presidente Bush pese a su falta de popularidad, y creo que ha tomado las decisiones adecuadas. Es un reto pero estoy muy orgulloso de hacer lo que hago porque lo hago por mi país y defiendo unos postulados que muchas veces no se conocen o se plantean mal en la prensa europea”, decía Kulbickas.

En una galería de arte del centro de la ciudad exponen varios artistas estadounidenses. La mayoría apoya a Obama, pero algunos son bastante más críticos con el candidato demócrata que la opinión general europea. Para Marina DiCarlo-Wierichs no hay grandes diferencias entre ambos: “Los europeos creen realmente que Obama representará un cambio enorme en Estados Unidos… no estoy segura de si será verdad o no, pero yo creo que los dos candidatos van a aportar cambios”.

Se calcula que entre 4 y 7 millones de estadounidenses viven en el extranjero, aunque no habrá un censo oficial hasta 2010.