Última hora

Última hora

Prudencia en la Bolsa de Nueva York ante el desenlace de las elecciones presidenciales

Leyendo ahora:

Prudencia en la Bolsa de Nueva York ante el desenlace de las elecciones presidenciales

Tamaño de texto Aa Aa

Aunque el mayor mercado financiero del mundo ya parece haber integrado la eventualidad de una victoria demócrata, los operadores saben que, gane quien gane, ningún presidente dispondrá del poder necesario para evitar una crisis económica que tiene largo recorrido.

El parqué ha preferido siempre a los Republicanos, aunque el Dow Jones se haya comportado mejor con los Demócratas. Tras dos administraciones Clinton marcadas por un exhuberante crecimiento, el primer mandato Bush arrancó con el estallido de la burbuja internet. El segundo mandato también pone fin a otra bolsa especulativa, la de las hipotecas subprime.

La herencia económica que recibirá el presidente número 44 de la historia estadounidense será como un regalo envenenado, advierte el profesor de Harvard, Stephen Walt: “Además de la crisis financiera, el nuevo inquilino de la Casa Blanca tendrá que afrontar la construcción de infraestructuras o la guerra de Irak.”

Washington apenas tendrá margen de maniobra para detener la inercia de una economía en la que el consumo se deprime y el desempleo aumenta.

La reactivación pasará sin embargo por un incremento del gasto estatal, mediante la construcción de obras públicas e incentivos fiscales de todo tipo. A pesar de que el resto del mundo financia a Estados Unidos, el nuevo presidente tendrá que equilibrar las cuentas, recortando partidas federales.

Los analistas esperan que si Obama vence, como indican las encuestas, se impulsará el sector de energías alternativas, mientras la industria se beneficiará de la conclusión de acuerdos comerciales con otros países.