Última hora

Última hora

McCain, perfil de un electrón libre

Leyendo ahora:

McCain, perfil de un electrón libre

Tamaño de texto Aa Aa

“keep on fighting”: seguir peleando hasta el final a pesar de los sondeos que le dan como perdedor desde hace numerosas semanas. Pero John McCain sabe que unas presidenciales, todo puede cambiar en el último momento.

El pasado marzo, contra todo pronóstico se convierte oficialmente en el candidato republicano a la presidencia derrotando a adversarios que partían con muchas más posibilidades y elige como compañera de fórmula a Sara Palin, una perfecta desconocida que tarda poco en dar mucho que hablar, para bien y para mal.

Pero frente a la adversidad, McCain ha aprendido a plantar cara y mantener el rumbo. Nacido en una dinastía de militares, su carrera estaba trazada de antemano. Pero su destino cambia de rumbo en Vietnam. A los 31 años, su avión es derribado y le hacen prisionero. Pasa 5 años y medio en las cárceles vietnamitas. Las torturas le llevan a intentar suicidarse dos veces.

Rapatriado a Estados Unidos en 1973, se lanza a la política diez años después. Elegido por primera vez en 1982 para la Cámara de Representantes, cuatro años después entra en el Senado, donde es durante más de 20 años una figura emblemática. Políticamente inclasificable su discurso es conservador pero sus convicciones, sobre todo en lo social son centristas.

En 2000, intenta la investidura republicana frente a Georges W Bush, y gana un cierto número de estados claves. Víctima de una campaña calumniosa plagada de ataques personales el gobernador de Texas se impone en la recta final.

Cuatro años después vuelve a intentarlo. Su campaña electoral funciona y el uno de marzo obtiene el apoyo del número de delegados que necesita para convertirse en el candidato republicano. El 5 de marzo logra el apoyo del presidente Bush, con quien nunca ha escondido sus diferencias.

“No he sido elegido mister simpatía en el Senado estadounidense. Me he opuesto al presidente en lo que se refiere al gasto, al cambio climático, a la tortura de prisioneros en Guantánamo, en la manera en la que ha gestionado la guerra de Irak. Los estadounidenses conocen bien mis convicciones”

Paladín del conservadurismo razonable, si ganase McCain sería a sus 72 años el presidente con más edad que llega a la Casa Blanca para un primer mandato.