Última hora

Lágrimas en el rostro que encarna la esperanza del cambio para millones de estadounidenses. Horas después de conocer la muerte de su abuela, Barack Obama no pudo reprimir anoche sus sentimientos en un mitin en Carolina del Norte: “(ella) fue uno de esos héroes silenciosos que pueblan Estados Unidos, que no son famosos ni ocupan portadas en la prensa, pero trabajan duro todos los días para cuidar de sus familias”.

Madelyn Dunham tenía 86 años y padecía un cáncer. Su papel fue fundamental en el desarrollo de la personalidad de Obama, pues lo crió durante largos periodos de tiempo después de que sus padres se separaran. Trabajó toda su vida y en algunos momentos su salario como empleada en un banco fue el único ingreso de la familia que formaban ella, su marido y su nieto Barack.

Hace unas semanas Obama interrumpió la campaña electoral para visitar a su abuela enferma, que ha muerto convencida de que su nieto abrirá un nuevo capítulo en la historia de Estados Unidos.