Última hora

Última hora

EEUU: un sistema electoral complejo

Leyendo ahora:

EEUU: un sistema electoral complejo

Tamaño de texto Aa Aa

Los votantes no eligen directamente al presidente de Estados Unidos, si no a un colegio electoral que se encarga de designar al inquilino de la Casa Blanca. El sistema es una reliquia constitucional de principios del siglo XIX en el que predomina el peso de los estados sobre el voto a nivel nacional. Están en juego 538 grandes electores y el apoyo de al menos 270 es imprescindible para alcanzar la presidencia.

Cada estado tiene atribuido un número de grandes electores que se determina en función de su peso demográfico. La horquilla se mueve entre los 3 del distrito de Columbia, por ejemplo, hasta los 55 que tiene California, el estado más poblado del país. El candidato que obtiene más votos en cada uno esos estados se lleva todos sus grandes electores, salvo en Nebraska y Maine, donde rige el sistema proporcional.

Los electores de cada estado se reunirán en diciembre para decidir a quién apoyan como presidente. Es casi una formalidad, pero nada les obliga a respetar la voluntad de las urnas. El sistema admite como ocurrió hace 8 años que el candidato más votado pierda las elecciones.