Última hora

Última hora

Los rusos tienen aún fresco el recuerdo del desastre Kursk

Leyendo ahora:

Los rusos tienen aún fresco el recuerdo del desastre Kursk

Tamaño de texto Aa Aa

El accidente más grave de un submarino ruso tuvo lugar hace sólo ocho años en el mar de Bárents, en el Ártico. Se trataba del Kursk, joya de la flota rusa, que se hundió un 12 de agosto tras una explosión en la cámara de torpedos. En la nave había dos reactores, pero no armas nucleares.

Moscú tardó en aceptar la oferta de ayuda exterior mientras la nación seguía en directo los cuatro días de agonía de su tripulación, atrapada a más de cien metros de profundidad.
118 marineros perdieron la vida.

Diseñado y aprobado en época soviética, con sus 155 metros de largo y sus cuatro pisos de altura, el Kursk era el submarino de ataque más grande jamás construido.
Se tardaron casi dos años en izarlo del fondo del mar.