Última hora

Última hora

El gobierno congoleño amenaza a los soldados que cometan actos vandálicos

Leyendo ahora:

El gobierno congoleño amenaza a los soldados que cometan actos vandálicos

Tamaño de texto Aa Aa

Castigar a los soldados que hayan cometido actos de pillaje. Con esta amenaza, el gobierno congoleño ha logrado reducir momentáneamente los actos de vandalismo contra la población civil perpetrados por el ejército regular en el este del país.

Los hombres de este ejército —indisciplinados y muy mal pagados— acusan a Ruanda de apoyar a los rebeldes tutsis liderados por Laurent Nkunda, quien a su vez acusa a Kinshasa de sustentar a los rebeldes hutus ruandeses.

“Estamos luchando contra los ruandeses que apoyan a Laurent Nkunda… si continúan a hacer lo que están haciendo, habrá otro genocidio como el de Ruanda”, dice un militar del ejército congoleño.

Hace 14 años ese genocidio acabó con la vida de cuatro millones de personas y dejó miles de refugiados.

A los del conflicto de entonces se suman los que ahora deambulan por el este del Congo. Desde agosto pasado unas 250.000 personas han perdido sus casas y en los campos de refugiados el hambre y el cólera les amenaza diariamente.

“La semana pasada les dimos básicamente comida, ahora les proporcionamos útiles imprescindibles”, afirma un responsable de la Cruz Roja. “Si no les ayudamos vivirán como animales, porque no tienen a donde ir ni dinero para comprar cosas”, sentencia.

El conflicto en la República Democrática del Congo es una bomba de relojería que comienza a recordar de manera preocupante a la historia ya vivida en el país africano.