Última hora

Última hora

Ayuda psicológica para los que vieron cómo el fuego lo devoró todo

Leyendo ahora:

Ayuda psicológica para los que vieron cómo el fuego lo devoró todo

Tamaño de texto Aa Aa

Los vientos ceden en California, aunque las altas temperaturas siguen siendo un desafío para los bomberos. En cinco días, el fuego devoró ochocientas viviendas y forzó la evacuación de unas 50.000 personas.

Ahora, muchas de ellas comienzan a regresar a sus casas pero no todas logran sobreponerse a lo que ya se considera como la peor ola de fuego en medio siglo en California.

“Estamos aquí para proporcionar ayuda psicológica. Esas personas han perdido muchas cosas importantes”, afirma una psicóloga estadounidense desplazada a la región afectada. “Vamos a trabajar con las autoridades de Los Angeles para apoyar a las personas que vuelven a casa por primera vez”.

Pese a las previsiones meteorológicas favorables, los bomberos dicen tardarán varios días antes de que todos los focos abiertos queden bajo control.

Las sequías de los últimos años han hecho que los fuegos en California sean una amenaza permanente.