Última hora

Última hora

El miedo al fontanero polaco no era más que un mito

Leyendo ahora:

El miedo al fontanero polaco no era más que un mito

Tamaño de texto Aa Aa

Los trabajadores del Este no han influido negativamente ni en los salarios ni en el desempleo en la antigua Europa. Basándose en este análisis, la Comisión pedirá este miércoles que se levanten cuanto antes las restricciones que algunos países aplican aún con los trabajadores de los nuevos socios.

El Reino Unido e Irlanda optaron por levantarlas. El uno coma dos por ciento y el cinco por ciento de sus respectivos mercados laborales se nutren, de trabajadores que intergaron el bloque en 2004. Búlgaros y rumanos, cuya integración data de 2007 han preferido instalarse en Italia y en España.

Los Estados con barreras laborales deberán comunicar antes del 31 de diciembre si persisten o no en su actitud con los trabajadores de los países que se integraron en 2007. El plazo se amplia hasta el 30 de abril con los de los ocho Estados que se sumaron al bloque hace cuatro años.

En total, dos millones setecientos mil trabajadores de la nueva Europa trabajan en la antigua UE de los Quince, un flujo que debería disminuir debido a la crisis financiera internacional, según la Comisión Europea.