Última hora

Última hora

Londres adopta nuevas leyes para impedir los matrimonios forzosos

Leyendo ahora:

Londres adopta nuevas leyes para impedir los matrimonios forzosos

Tamaño de texto Aa Aa

Con una fuerte implantación de familias originarias del subcontinente indio, la práctica de obligar a casarse a consortes que no se conocen pervive en suelo británico, como se ilustra en la campaña publicitaria con la que desde hace meses se invita a denunciar este tipo de casos. Práctica también extendida entre la comunidad paquistaní y la de origen musulmán, con la nueva normativa adoptada en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte las penas por haber arreglado un matrimonio sin el consentimiento de los futuros esposos van hasta los dos años de cárcel.

Según la autora de un estudio sobre la materia publicado en marzo “es difícil que los hijos denuncien a sus propios padres, que son los que habitualmente palabran los matrimonios. Es habitual dice y terrible, que las víctimas se autolesionen o lleguen incluso al suicidio. Pero muchas veces no hay forma de relacionarlo con el hecho de que se estaba pactando su boda”.

El muro de silencio afecta a toda la familia y no sólo a las mujeres. También los varones corren el riesgo de ser expulsados de su comunidad si se revelan a una decisión impuesta, algunas veces, cuando son niños.

El baile de cifras va de los tres mil casos al año en suelo británico calculados en un informe independiente a los cuatro cientos oficializados por la Unidad contra los Matrimonios Forzosos, organismo creado por el Gobierno británico hace tres años y que ofrece asesoramiento online.