Última hora

Última hora

Un paso más de Groenlandia hacia su autonomía

Leyendo ahora:

Un paso más de Groenlandia hacia su autonomía

Tamaño de texto Aa Aa

Groenlandia es la mayor isla del mundo: 2 millones 200 mil kilómetros cuadrados habitados por apenas 56.000 personas. Más del 80 por ciento de su superficie está cubierta de hielo. Groenlandia lleva cerca de 300 años bajo soberanía danesa. Su vínculo político con Copenhague se debilitó en la segunda mitad del siglo XX. Fue colonia hasta 1953, cuando se convirtió en una provincia danesa, antes de gozar desde 1979 de un estatuto de autonomía.

Seis años más tarde, la isla salió del Mercado Común, núcleo precursor de la UE, para preservar su principal recurso: la pesca. Pero los ingresos que esta actividad le reporta no bastan para sobrevivir. Groenlandia depende, por lo tanto, de las subvenciones anuales que recibe de Copenhague: 430 millones de euros en 2007, casi un tercio del producto interior bruto de la isla.

Para ser autosuficiente, Groenlandia cuenta con sus reservas de hidrocarburos, la mayor parte bajo el mar. Se estima que son enormes, pero pasarán décadas hasta que sean productivas. La gestión de los recursos del subsuelo, entre ellos oro, diamantes y uranio, volverá a manos de Groenlandia, según el nuevo estatuto… y los ingresos servirán para reducir progresivamente los subsidios daneses, y hacer viable una eventual independencia.

Con la autonomía ampliada, el estado danés transfiere 32 competencias a Groenlandia: entre ellas, la justicia, la policía, el transporte aéreo y el control de las fronteras. El groenlandés pasa a ser la lengua oficial. Dinamarca se reserva la potestad sobre la Constitución, la nacionalidad, el Tribunal Supremo, defensa y seguridad, moneda y política exterior. La plena soberanía no llegará mañana. Los más optimistas apuestan por 2021, coincidiendo con el tercer centenario de la llegada de los daneses a Groenlandia.