Última hora

Última hora

Bombay sigue viviendo un infierno

Leyendo ahora:

Bombay sigue viviendo un infierno

Bombay sigue viviendo un infierno
Tamaño de texto Aa Aa

Las llamas que están viendo salen del hotel Trident Oberoi, donde esta tarde continuaban retenidos decenas de rehenes entre ellos dos empresarios españoles.

Fuerzas especiales del Ejército indio han lanzado el asalto final a los tres principales puntos controlados en Bombay por un grupo de terroristas islamistas que responde al nombre Deccan Muyahidiny, que sacudió ayer la ciudad causando la muerte a más de cien personas y heridas a más de trescientas. Están viendo la imagen de uno de los presuntos terroristas. La opinión pública india da por hecho que los atacantes proceden de Pakistán, pese a que desde allí ha sido negado y a que nadie lo haya oficializado.

El complejo hotelero está situado en la zona más elegante y turística de Bombay, como el otro de los objetivos de las fuerzas militares indias, el hotel Taj Mahal, sin rehenes desde esta mañana y cuyos asaltantantes, atrincherados en el interior han sido abatidos a última hora de la tarde. No hay noticias en cambio de lo sucedido en la Nariman House, un complejo residencial con una sinagoga en el que se han hecho fuertes unos seis terroristas.

También se ha confirmado la muerte de al menos ocho occidentales en los ataques.