Última hora

Última hora

Golpe de gracia a los almacenes británicos Woolworths

Leyendo ahora:

Golpe de gracia a los almacenes británicos Woolworths

Tamaño de texto Aa Aa

La empresa que vende desde ropa a confitería o DVDs se sitúa bajo tutela judicial, ante una tesorería bajo mínimos, que pone a a esta firma centenaria al borde de la quiebra, al no haber encontrado comprador para sus 815 tiendas. Woolworth negociaba a inicios de semana la cesión de sus almacenes por una libra simbólica al grupo Hilco, que asumiría una deuda estimada en 400 millones de euros.

Woolworths sigue abierta para provecho de compradores oportunistas como un ciudadano londinense: “Generalmente las tiendas tienen precios fijos que no puedes negociar. Pero esta vez es diferente. El vendedor de Woolworths se dió cuenta que tenía dinero para gastar y me dijo: si compra usted hoy tendrá un descuento del 15%. Esta empresa está en una situación difícil y eso es una oportunidad, todo es más barato.”

Grandes marcas de la distribución como Kingfisher o Marks & Spencer también sufren en sus cuentas de resultados la realidad de un mercado británico en fase recesiva. El consumo se resiente a causa de un desempleo en alza, un desplome del mercado inmobiliario y un difícil acceso al crédito.